Saltar al contenido

Killing Floor 2 Coleccionables

julio 13, 2023

Loading

Para esto contamos con nuestro querido compañero Zhakey HD, que volvió a preparar una de sus fantásticas vídeo-guías de trofeos y coleccionables con la que te va a ayudar a exprimir al límite Killing Floor 2 y darlo por terminado en cuanto logres localizar hasta el último misterio que esconde en sus oscuras y terroríficas localizaciones, donde los monstruos te acecharán tras cada esquina.

Esta historia subyacente es la razón por la que elegimos al Patriarca para ser el comerciante del mapa. La iniciativa para Puesto Hellmark surgió por la fuerte conexión de Killing Floor con Londres y las películas de temor. El Londres occidental del primer Killing Floor fue entre los mapas mucho más icónicos del juego, conque sabíamos que esta era una gran oportunidad a fin de que el jugador pudiera regresar a ese entorno, pero una remasterización del mapa original no nos pareció bastante y decidimos enseñar un espacio completamente nuevo. Durante nuestra investigación, nos topamos con la emblemática estación de King’s Cross y nos impresionó mucho el techo de la entrada, con su entramado de cristal y los grandes arcos del andén.

El Mejor Juego De La Life, De La Earth, Del World Y De Lactm

Nuevo mapa, jefe, armas y coleccionables libres hasta el 9 de enero. Las actualizaciones de temporada en Killing Floor 2 forman parte fundamental del juego desde su publicación y, dado su trasfondo de terror, Halloween siempre y en todo momento ha sido una de nuestras épocas favoritas. Después de los terrores oníricos de Pesadilla en 2017, la festiva celebración de iconos del terror del pasado en Baile de monstruos de 2018 y las mentes alarmantes del Manicomio de Ashwood en 2019, sabíamos que este 2020 debíamos llevar a los jugadores a un espacio nuevo que comulgase con el espíritu de Halloween. Un análisis exclusivo del nuevo mapa para el juego de tiros en primera persona que llega el 29 de septiembre.

killing floor 2 coleccionables

En el momento en que comenzamos a dar cuerpo al diseño de Hellmark, decidimos añadir ciertos elementos de juego únicos que pudieran vincularse con los objetivos de temporada, proveer una cubierta estratégica mucho más profunda y aportar algo mucho más de variedad a la experiencia estándar de Killing Floor 2. Para lograrlo, desarrollamos la idea de un «pacto con el demonio», con los tres obeliscos que se pueden hallar en el mapa y que dan un enorme riesgo o una enorme recompensa. Al interaccionar con los obeliscos, los players van a poder canjear una parte de su salud y la capacidad de curarse (temporalmente) por un aumento momentáneo de daño provocado y de velocidad, y de este modo crear la fantasía de poder, tan típica de Killing Floor 2, de despachar a los Zeds eficiente y despiadadamente. Hemos descubierto que los obeliscos estimulan el estilo de lucha frenético, y a nosotros nos chifla el frenesí.

Vídeo-guía De Trofeos Y Coleccionables De Killing Floor 2

Como varios de los que formamos el aparato somos fanes del ocultismo, por último decidimos basarnos en la iniciativa del infierno y comenzamos a estudiar el diseño del mapa y su localización, puesto que, desde un principio, teníamos claro que el mapa estaría inspirado en un lugar real que enlazase con el planeta exterior y diese a los players una conexión con su diseño y disposición. Al integrar formas orgánicas, obeliscos de piedra y lava, aportamos nuevos elementos al ambiente y encontramos una manera entretenida de mezclar las dos temáticas. Para todos y cada uno de los entusiastas de la historia, la narrativa interna y oculta por la que nos decantamos se enfoca en el Patriarca peleando contra los invasores demoníacos que han aparecido en Londres de repente y que se convierten en un obstáculo en el incansable empeño del Patriarca por alcanzar la dominación mundial.

killing floor 2 coleccionables

Nos pareció algo extraordinario que proporcionaría al jugador un espacio único para examinar. Mínimo 3 caracteres, se tienen la posibilidad de usar números (no como carácter inicial), pero no mayúsculas, espacios, tildes o letras y números particulares.