Saltar al contenido

Colecciones Caras

octubre 9, 2022

Loading

La cruz es un símbolo universal muy antiguo que con el cristianismo consigue profunda significación religiosa. Llegó a estas tierras como personificación de Jesucristo y esencia de la fe católica. Mediante la evangelización emprendida por la Corona De españa y la Iglesia en el Perú la cruz católica se instauró sobre las huellas religiosas nativas. De esta manera, la cultura mestiza del Virreinato aceptó los preceptos de la práctica evangelizadora adaptándolos a supervivencias religiosas andinas que se mantenían ocultas.

Uno de esos magníficos autores es Santiago Rojas, quien aprendió de su hermano Abraham la pintura de pendones para las chicherías y el arte de la imaginería en madera, yeso y tela. Los dos se establecieron en el barrio artesanal de San Blas situado en la capital cusqueña. Si bien varios retablos remiten a un autor anónimo, el trabajo de artistas populares como Isaac Baldeón ha incidido en las presentes maneras de esta expresión. Este imaginero se encuentra dentro de los pocos que se conoce unidos a la generación de retablistas ayacuchanos de objetivos del siglo xix e principios del siglo xx. Se habría formado en el taller de doña Manuela Momediano, abuela de Joaquín López Antay.

Del Sentido Artístico Tradicional: Lo Utilitario Y Lo Espiritual

De forma paulatina, este ceramista enriqueció la tradición familiar creando diversas formas que mostraron una personalidad artística madura, sobria y original. El especialista, que lidera un emprendimiento europeo para diseñar técnicas que determinen las características físicas, el origen biogeográfico y la edad de una persona a partir de su ADN, insiste, sin embargo, en que todo ello hay que continuar estudiándolo y replicándolo, y validarlo con estándares forenses. Un heredero auténtico de la imaginería clásico y habitual de Ayacucho es Joaquín López Antay, de padres y abuelos artesanos correspondientes a una cultura mestiza y sincrética forjada por la fusión del criollismo de raigambre hispana y el indianismo quechua rural. La cerámica conocida como Pucará es inicialmente producida en las comunidades de Santiago de Pupuja y Checca Pupuja. Sus características son el resultado artístico de un largo desarrollo de mestizaje cultural.

colecciones caras

Técnicas, formas y estilos de la cerámica de españa se introdujeron con la conquista, se afianzaron durante la colonia, y fueron adoptando pausadamente nuevas formas y usos que respondían a una cultura mestiza cuyos componentes quechua y aymara se fusionaron con lo español. La compilación de arte popular tradicional peruano del museo refleja la variedad cultural del Perú. Ellos fueron guiados por el sueño de determinar la cultura peruana, estudiarla y valorarla en toda su amplitud.

Con cruces, pacchas y también iglesias se solicita la protección de los pésimos espíritus, tal como de fenómenos naturales como el rayo y de las patologías; simultáneamente se pide el beneficio de la tierra y el agua y el incremento del ganado. Poner iglesias sobre el techo es en este momento una costumbre ayacuchana; en Puno, Cusco o Cajamarca, solamente quedan ciertas evidencias de su empleo. No obstante, es recurrente en todos estos sitios poner una cruz de metal como símbolo asegurador cuando se inaugura una vivienda. Sin duda, las iglesias poseen el mismo concepto que la cruz, simbolizan a la iglesia cristiana católica y son una secuela de la práctica evangelizadora virreinal.

colecciones caras

De ahí que en la mitología andina contemporánea, el toro aparece como el habitante cautivador, misterioso y bello de las lagunas. La trayectoria histórica, cultural y artística nacional es contada a través de la imaginería del Cusco, los retablos y cruces de Ayacucho, la talla en piedra de Huamanga y las máscaras, keros, mates burilados, platería cerámica y arte textil de las diferentes regiones del país. Todas estas piezas son testimonio y expresión sensible de la experiencia de los peruanos.

La Mujer Detenida Por El Atentado Contra Cristina Kirchner Vivía Exponiendo Distintas Facetas

Ocampo supo que Uliarte no le había mentido sobre el atentado un día después de que ella se fue de su casa. Y frente mucho más insistencias para comunicarse, Brenda le dijo que no debían hacerlo. Brenda Uliarte, según Ocampo, lo visitaba en su casa dos veces a la semana. “No tuvo contención de nadie y se ve que ella buscó un cobijo con este personaje», se lamentó ese familiar de Uliarte, citando a Fernando Sabag Montiel. Fue el mismo tío el que contó que ella fue violada hace unos años.

colecciones caras

No llama la atención entonces que el culto a la cruz predeterminado el 3 de mayo, tiempo de inicio de las cosechas, dependa de una relación animista con la Pachamama, los apus, el rayo o Illapa, la Estrella del Sur o Chakana y el sol. La iconografía abundante, la técnica escultórica del estuco o pasta con relleno de maguey y el acabado policromado y encarnado propio del siglo xvii son sus características mejor conocidas. La antigua estatua virreinal perdura en lo que el día de hoy tiene por nombre imaginería o santería habitual cusqueña. Interior y exterior con diseños de rosas y otras flores que mencionan al mundo celestial y un frontón con ribetes igualmente pintados en rojo sobre fondo blanco.