Saltar al contenido

Colecciones Altaya Barcos

octubre 9, 2022

Loading

Los alumnos que entran en las universidades británicas distribuyen una exposición a un pernicioso prejuicio antihispánico, quizás compartido por su cultura en general pero ciertamente mucho más específico en la literatura histórica que les es sugerida durante los años preparatorios para la educación universitaria. En más de un aspecto, la situación de los Estados Unidos en el siglo XX se semeja a la de España en el siglo XVI. Blandiendo un poderío enorme en defensa de un ideal esencialmente conservador, se encuentra como blanco del odio y de los celos de amigos como de enemigos. Absolutamente nadie que lea los periódicos podrá dudar que las naciones del mundo están compilando una exclusiva Leyenda Negra, ni de que los Estados Unidos han disfrutado de un poderío mundial; como España, se han permitido llevar la autocrítica hasta el radical; y, a la postre, su destino puede ser el mismo. El español no es un hombre que se guíe por la razón y tampoco valora la sabiduría si esta aconseja algo que va en contra de lo que le dictan sus instintos. Siendo como es por completo un esclavo de sus pasiones, en las circunstancias presentes podemos esperar que alargue su resistencia hasta el límite máximo de la aptitud humana.

La «historia de historia legendaria negra» es por de esta forma decir, la imagen exterior de España tal como España la siente […] La historia de historia legendaria negra consiste, por tanto, en los rasgos negativos —que son objetivamente los más repetidos— que la conciencia española descubre en la imagen de ella misma. La leyenda negra es una expresión usada por escritores españoles para designar la vieja propaganda contra los pueblos ibéricos, que comenzó en el siglo XVI en Inglaterra y ha sido desde entonces un arma para los oponentes de España y Portugal en las guerras religiosas, marítimas y coloniales de esos 4 siglos. España y los países latinos representarían una civilización original, mucho más individualista, apasionada e imaginativa, que, aunque sin avance técnico y científico, no debía ser considerada inferior a las demás.

Interpretaciones Críticas[editar]

Es en consecuencia probable que existan en latín, en castellano o en otras lenguas modernas, ejemplos de la fórmula \’historia de historia legendaria negra\’ precedentes al siglo XX. Hemos podido encontrar ciertos ejemplos de autores españoles que emplearon la expresión antes que Juderías, como por servirnos de un ejemplo Emilia Pardo Bazán y Vicente Blasco Ibáñez en el marco de sus respectivas charlas de París y Buenos Aires . […] comprende la Leyenda en su más cabal amplitud, esto es, en sus formas propias de juicios sobre la crueldad, el obscurantismo y la tiranía política. Juderías no fue ni antisemita, a la inversa que otros muchos intelectuales de la temporada, ni creía en la presencia de una «raza» de españa. Powell compara este tipo de combate con el existente antes de la independencia de los Estados Unidos, en Argelia con los colonos franceses o entre los colonos holandeses de Indonesia. De hecho, afirma que las guerras de independencia americanas fueron hasta un punto guerras civiles, con los rebeldes dirigidos por minorías de criollos.

De esta manera se ha presagiado que los españoles desean subyugar Alemania, ellos mismos o por mano de otros, como por servirnos de un ejemplo los turcos […] Y de esta forma se humilla a Alemania y sus hombres y características son robadas, sometidos a los españoles. Esto lo procura Satán, puesto que intenta evitar una Alemania libre. A consecuencia, no es historia de historia legendaria, y el término no tiene valor científico descriptivo.

Un segundo grupo acusaba a la Inquisición, la intolerancia, la Contrarreforma, a los Habsburgo, de la decadencia. Entre ellos se cuentan los regeneracionistas, los krausistas y los republicanos de 1931. Su solución era la secularización, el estudio de las ciencias y la promoción de la técnica, la democratización y liberalización, que pretendía sacar España de entre las «naciones moribundas», donde la había colocado el presidente británico Salisbury en un discurso de 1898, a través de un acercamiento a Europa. Ramón y Cajal se fijó en el modelo japonés para salir de la decadencia mediante la ciencia y la técnica, inclinación que prosiguieron Maeztu y Azorín. Los desmanes crónicos [de Latinoamérica …] pueden necesitar, en América, como en otros sitios, la intervención de alguna nación civilizada y, en el hemisferio occidental, la adherencia estadounidense a la Doctrina Monroe ordena a los USA, si bien sea a disgusto, en casos flagrantes de semejantes fechorías o impotencia, a entrenar la función de policía en todo el mundo.

Su mayor representante es Unamuno, caracterizado en su famoso «¡Que inventen ellos! », que consideraba, que si los españoles no tenían particular talento para la técnica y las ciencias, debían concentrarse en los adelantos culturales y sociales y adoptar los avances profesionales desde extranjero. España ha sido y es víctima de la superstición […] Nada quedó de los españoles; sino indolencia, orgullo, crueldad y superstición infinita. De este modo España destruyó toda la libertad de pensamiento a través de la inquisición, y durante muchos años el cielo estuvo lívido con las llamas del coche de fe; España se encontraba ocupada llevando leña a los pies de la filosofía, ocupada quemando a gente por meditar, por investigar, por expresar críticas sinceras. El resultado fue que una gran obscuridad cubrió España, atravesada por ninguna estrella y también iluminada por ningún sol naciente. La Historia de historia legendaria Negra radica en que, partiendo de un punto concreto, que podemos suponer cierto, se prolonga la condenación y descalificación de todo el país durante toda su crónica, incluyendo la futura.

La Leyenda negra implica una cierta «tradición», lo que es imposible asegurar del caso italiano, que se fundamentaba de forma exclusiva en una reacción a la presencia reciente de tropas españolas. Si bien la presencia de una historia de historia legendaria negra de españa de los siglos XVI y XVII es admitida por la mayoría de los académicos, aspectos de la historia de historia legendaria prosiguen siendo objeto de enfrentamiento.​ Al igual que otras leyendas negras, la historia de historia legendaria negra española combinaba invenciones, descontextualización, exageración, supresión de pruebas y doble estándar. Hay un desacuerdo entre los académicos sobre si la representación sesgada de la crónica de España sigue hoy en dia, y el grado de importancia que podría tener en el caso de hacerlo.

colecciones altaya barcos

En eso radica la particularidad original de la Leyenda Negra. En el caso de España, se inicia a comienzos del siglo XVI, se hace más espesa en el siglo XVII, rebrota con nuevo ímpetu en el XVIII —será menester preguntarse por qué— y reverdece con cualquier pretexto, sin prescribir nunca. No hay duda de que Juderías es el gran difusor de la fórmula y el término de \’historia de historia legendaria negra\’, pero ni es su inventor, ni pretendió serlo. La expresión \’historia de historia legendaria negra\’ es una visible contraposición de \’historia de historia legendaria áurea\’, y esa otra es al menos tan antigua como el clásico de Santiago de la Vorágine, del siglo XIII, la Legenda Aurea Sanctorum.

colecciones altaya barcos