Saltar al contenido

Carros Hot Wheels Coleccionables

julio 11, 2023

Loading

Singularmente en las pistas, donde un carro en miniatura necesita ganar agilidad y estabilidad , es esencial ver si su estilo está hecho para esto . Por norma general, en el empaque está escrito «estrellas de la pista», lo que quiere decir que este carro está hecho para relucir en las pistas de Hot Wheels. Pero, a pesar de su popularidad y alta demanda, solo se llegaron a producir 200 piezas de este vehículo en su primera edición.

Como solo fueron doce coches con ese fallo, en este momento cada uno se cotiza entre 1000 y 3500 dólares, en dependencia de si vienen empaquetados o no. Llamado Chevrolet SS en las miniaturas de Hot Wheels, este carro es la reproducción de uno de los autos mucho más clásicos de España. Todo Español que quiere los autos precisamente conoce el Opal y es posible que le guste tener esta miniatura de Hot Wheels en el hogar. Entre los coches mucho más populares del cine, el DeLorean consigue volar y viajar en el tiempo.

Volkswagen Beach Bomb Rosa De 1969

A mayores, aprovechó esta campaña de marketing para relanzar en Reino Unido su AMX Custom. Y de todos los cochecitos que tuvimos ¿cuántos todavía preservamos? Yo ni uno, lamentablemente, pero Bruce Pascal jamás dejó de coleccionar los Hot Wheels.

carros hot wheels coleccionables

Se estima que cada año se fabrican aproximadamente 15 modelos diferentes (ciertos años más, otros años menos) y se genera uno cada 1000 o 5000 Hot Wheels. Si el Camaro blanco del ’68 fue el que lanzó la marca, la Volkswagen Beach Bomb fue la que consagró a Hot Wheels. Se editó en varios colores y tenía 2 tablas de surf en la parte trasera que se podían extraer. No obstante, muchos de estos vehículos ahora se habían fabricado bajo el nombre de Cheetah.

Este dato convierte a esta furgoneta en el Hot Wheels mucho más demandado y perseguido de la historia. Este cambio de última hora se debió a que Johnny Lightning, empresa que también fabricaba coches de juguetes, ya tenía en su catalogo un vehículo llamado Mad Maverick. Y encima, los dos estaban basados en el mismo coche, el Ford Maverick.

carros hot wheels coleccionables

Que se sepa hasta la fecha hay uno sin pintura y sin ensamblar, uno morado y 2 azules. El valor de salida a subasta de todos estos turismos está fijado en 5300 dólares americanos. Para crearlo, se apoyaron en el habitual escarabajo (un turismo que a día de hoy es un símbolo de la década de los ’60). La primordial diferencia que hay entre el diseño original es su motor, en tanto que la versión de juguete lo tiene en la parte de adelante del vehículo y no en la posterior.

Este número cumple exactamente la misma función que el anterior señalado, pero con la diferencia de que aquí se refiere al total de turismos editados en el año. De esa forma coleccionar es más sencillo, solo tienes que tener todos los números del primero al último. Este coche tiene un estilo más lúdico , ya que es bastante diferente a eso que nos encontramos familiarizados a ver en las calles reales. Hot Wheels tiene múltiples modelos increíbles, como este con formato Velociraptor, entre los dinosaurios mucho más rápidos que existió.

carros hot wheels coleccionables

Fueron años fundamentales para la marca, en tanto que presentaron los coches que la consagraron y convirtieron en lo que es hoy en día. Las horas y horas de diversión que nos brindaron esos cochecitos que cabían en el bolsillo y que llevábamos a todas partes quedaron atrás.

Las 4 Mejores Piezas De Recambio De Hot Wheels Para Jugar

Una gran ventaja de este grupo está en la belleza de cada miniatura . Desafortunadamente, en España, los tesoros mezclados en la mitad de la «línea primordial» son realmente difíciles de localizar al precio original . Los kits acostumbran a contener cochecitos mucho más sencillos con los que jugar, al paso que los modelos acostumbran a venderse por unidad.

Lo que Bob no sabía es que Mattel solo había fabricado 7 coches Rodger Dodger de color azul en 1974. Doce de los coches modificados ese año llevaron la numeración 271, lo que creaba una viable complicación coleccionables los turismos de 1995.

Este fue el primer vehículo de la marca que se diseñó, construyó y vendió. Con este vehículo se inició toda la crónica de los turismos de Mattel y a día de hoy es casi irrealizable de encontrar. Al ser solo prototipos hay escasos ejemplares de estos turismos.